Ir al contenido

¿Son seguros los filtros de mi crema solar? Aprendemos a interpretar las etiquetas de la mano de Esther Sanmartín

Publicada en


Esther Sanmartín es licenciada en Ciencias Químicas y una compañera de trabajo de Labo’Life en excedencia. Ella fue la encargada de ofrecernos la conferencia titulada ¿Son seguros los filtros de mi crema solar. Aprendemos a interpretar las etiquetas. Esta charla es la segunda que se ofrece dentro del programa Escuela de Salud de Labo’Life.

No todas las cremas para protegernos del sol lo hacen realmente, incluso algunas son perjudiciales para la salud.  Sanmartín nos propuso una protección solar saludable y a identificar los filtros químicos más dañinos.

La licenciada en Químicas, ahora dedicada a ofrecer charlas sobre las etiquetas alimentarias y de cosmética, habló de los beneficios de los filtros físicos, inocuos para la salud gracias a que actúan inmediatamente después de aplicarnos el protector y se adhieren a la piel creando una barrera protectora que dispersa los rayos UV evitando que lleguen a las células. Añadió que este tipo de filtros se deben usar en forma de no nanopartículas, ya que éstas no son absorbidas por el torrento sanguíneo y, por lo tanto, no interactúan con nuestra biología, lo que evita también casos de alergía.

También hizo especial hincapié en los filtros biológicos, considerados agentes antioxidantes que frenan los procesos oxidativos de la radiación UVA, aunque no bloquean totalmente los rayos UVB. Se tienen que utilizar sólo en exposiciones cortas. Algunos ejemplos de filtros vegetales o biológicos son los aceites de oliva, coco, caléndula, de pepita de frambuesa, burutí, karanja y otros. 

Esther Sanmartín nos ayudó, asimismo, a identificar todas aquellas sustancias que pueden contener las cremas solares de uso habitual y que utilizan filtros químicos que además de perjudicar nuestra salud pueden dañar el medioambiente marino.